Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Marie Curie", entre el feminismo y la prensa rosa

Miercoles 31 de mayo de 2017, 12:54

Poco después de recibir el Novel de Física, el matrimonio Curie sufre la pérdida del marido. Marie se centra en los estudios científicos en un entorno machista hasta que tiene una aventura con uno de los discípulos de su esposo, lo que provoca un alboroto social. No fue óbice para que consiguiera ser destacada nuevamente por la Academia sueca.

La vida de Marie Curie ha sido llevada al cine en varias ocasiones, destacando la puesta en escena de Melvin LeRoy con Greer Garson y Walter Pidgeon como cabeceras de reparto. Su biografía es remarcable, puesto que no sólo fue la primera mujer distinguida con un Nobel, sino que fue la primera persona que consiguió repetir galardón y, al mismo tiempo, madre Irène, que también fue recompensada por la Academia Sueca. El momento actual permite incursiones en terrenos que antes se consideraban tabú o flirteaban con una línea roja, lo que facilita que en este caso se haya profundizado en los amores criticables de Marie Curie más que en sus consecuciones en pro de la ciencia y en favor de todos los seres humanos.
Marie Curie, entre el feminismo y la prensa rosa


La historia propuesta por Marie Noëlle, la esposa del también cineasta Peter Sehr, cuyo debut conjunto tuvo lugar en España con La mujer del anarquista -2008-, abarca el período de ocho años comprendido entre la obtención de los dos premios Novel. El de Física, en 1903, compartido entre Pierre y Marie Curie, así como también por el galo Henri Becquerel. Poco tiempo después de ofrecer el discurso exigido por la Academia de Estocolmo, Pierre –Charles Berling- falleció al ser atropellado en la calle por un carruaje, dejando mujer y dos hijas. Marie –Karolina Gruska- se centró en sus investigaciones sobre los elementos radioactivos, soñando con encontrar una cura contra el cáncer. Rodo ello, sin descuidar a su familia, incluido su suegro Eugène –André Wilms-.

Rechazó una pensión vitalicia y consiguió la cátedra que su marido tenía en la Sorbona, no sin reticencias del claustro. En un mundo dominado por los hombres ella intentó centrarse en su trabajo, que pasaba por aislar el radio, posterior elemento número 88 de la tabla periódica, lo que algunos colegas consideraban imposible. Es entonces cuando mantiene relaciones sexuales con Paul Langevin –Arieh Worthalter-, discípulo de su marido, lo que provocó un auténtico revuelo en la sociedad francesa. Jeanne –Marie Denarnaud-, la esposa de Paul, llegó incluso a amenazar de muerte a Marie y, aunque en el film se dramatice para proporcionar un mayor énfasis a su personaje, ella solicitó el divorcio no sin antes robar la correspondencia epistolar de los amantes y acusar a su rival de ser judía, insistiendo en su condición de extranjera.

Efectivamente, Marie Sklodowska-Curie había nacido en Varsovia y en el seno de una familia de ascendencia semita, aunque ella no lo fuera. Lo cierto es que después del escándalo que supuso su relación con Paul, y que le obligo a buscar refugio con sus hijas en el domicilio de una amiga, detalle que se pasa de soslayo en el celuloide, se le negaron muchas distinciones, como la Academia francesa, donde no consiguió el acceso por un par de votos a pesar de todas sus distinciones internacionales. El peso de su aventura amorosa fue tal que los diarios franceses apenas destacaron la obtención del Nobel de química y el film pasa por alto el aislamiento de otro nuevo elemento, el polonio, llamado así en honor a su país de nacimiento, al que no regresó a pesar de los muchos ofrecimientos de trabajo, y de la insistencia de su hermana. Su ilusión era culminar en París el Instituto del Radio para honrar, de paso, la memoria de su esposo.

Que el argumento se centre en la relación entre la protagonista y su amante resta potencia al conjunto, convirtiendo la historia en un híbrido entre la lucha de una mujer en un universo machista y un romanticismo con mucha menor fuerza en relación a los logros profesionales de Marie Curie. La puesta en escena se luce en contadas ocasiones y abusa de unos efectos manidos. Llama la atención la escasa efervescencia de la Universidad de París, como si se hubiera terminado el presupuesto en vestuario y no hubiese dinero para más figuración.

El oasis es el encuentro de Marie con Albert Einstein –Piotr Glowacki-, dos personalidades capitales de la época. Los diálogos ganan en calidad cuando se encuentran ambos personajes dentro de un contexto en el que la responsable del film intenta no introducir demasiados elementos técnicos como para que el guion se pueda seguir con facilidad. De todas formas, se echa en falta una mayor tensión emocional, tanto en las relaciones entre los amantes como en las reacciones populares ante una mujer extranjera, acusada de judía y que mantiene relaciones con un hombre casado. Hay pinceladas, subrayadas correctamente por la partitura de Bruno Coulais, aplicado en el piano y en los instrumentos de cuerda, pero que en ningún momento llegan a sacudir los sentimientos de los espectadores.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Junio
NORMAN: EL HOMBRE QUE LO CONSEGUIA TODO
PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR
CINCUENTA SOMBRAS MAS OSCURAS
LA MOMIA (2017)
NUR Y EL TEMPLO DEL DRAGON
LA CARA OCULTA DE LA LUNA
LA PROMESA (2016)
DEJAME SALIR
CLASH: CHOQUE
CINEBASURA: LA PELI
> TOP Junio <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información