Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"El arte de la amistad", a vueltas con el retrato

Jueves 28 de diciembre de 2017, 11:23

En 1964 el pintor yescultor suizo Alberto Giacometti le propuso al crítico estadounidense JamesLord que posara para un retrato. Halagado por el ofrecimiento, el escritoraceptó un encargo que no demoraría más allá de cuarenta y ocho horas pero quefinalmente se extendió a casi tres semanas debido al perfeccionismo delartista.

El pintor y escultor suizo Alberto Giacometti se instaló definitivamente en París en 1946,donde se casó tres años más tarde con Annette Arm y trabó amistad con figurasde la época, como Joan Miró, Pablo Picasso, Paul Élouard, André Bretom, SamuelBeckett y Max Ernst, entre otros. Su fama le llegó tras exponer en Nueva York, concretamente en la galeríaPierre Matisse, que el film está incorporado por James Faulkner, y cuyocatálogo mostraba una introducción escrita por Jean-Paul Sartre, otra delas figuras que frecuentó en la capital francesa. Con el Gran Premio deEscultura de la Bienal de Venecia en 1962 se convirtió en uno de los referentesde su época.
El arte de la amistad, a vueltas con el retrato


En 1964, dos años antes de su muerte en Coira, Suiza, le pidió al crítico estadounidense JamesLord –Armie Hammer- que posara para un retrato. El norteamericano conocíamuy bien la obra del artista, puesto que había publicado dos libros sobres su composicionesy mantenía una estrecha relación tantocon él como con su hermano Diego Giacometti –Tony Shalhoub-. Precisamente,la película se basa en un volumen posterior de Lord en el que recuerda los díasen que posó para Alberto y que StaleyTucci, más conocido en su faceta como actor, adaptó y dirigió para la pantallagrande.

El cuadro, una de las obras más valoradas de Giacometti da pie a que conozcamos más en profundidadla personalidad del artista. Inseguro y frágil, como casi todos los genios,y principalmente los de su generación, conun punto de locura bien representada por Geoffrey Rush, quien prácticamenteeclipsa a todos sus compañeros de reparto. Con un pitillo siempre en suslabios, una escena clave nos hablaclaramente de su desapego al dinero. Tras recibir una importante cantidad,en presencia de Lord, entrega una parte a su hermano, otra se la reserva y elresto, la de mayor cuantía, la esconde en algún lugar de su estudio, como habíahecho anteriormente con sus ingresos.

Casado con Annette Arm–Sylvie Testud-, su principal modelo cuando se estableció en París, compartíasu tiempo con una prostituta de lujo llamada Caroline –Clémence Poésy-, porla que pagaba a sus proxenetas una fuerte cantidad tanto por sus servicios comopor sus posados. Y hubiera abonado lo doble si se lo hubieran pedido. Su inestabilidad emocional caminaba a la parde sus sentimientos artísticos. Nunca estaba seguro de que su última obraestuviese a la altura de sus habilidades. Enel caso del retrato, enmendó la totalidad varias veces ante la desesperación deLord, que tuvo que modificar varias veces su reserva para regresar a Nueva York.En principio, sólo tendría que estar dispuesto una tarde, o dos a lo sumo, perono se culminó el trabajo hasta llegar al décimo octavo día. Y aun así conreparos por parte del autor.

Hay que agradecer ladisposición de Tucci por conseguir que esta producción no sea un biopic al uso.Realmente, se aparta de los cánones tradicionales del género. No hay flashbacks ni tampoco se necesitan paracomprender la personalidad de Alberto Giacometti, en buena medida gracias algran trabajo de Geoffrey Rush. Con unafotografía que tiende al blanco y negro, como reflejo de la época, un excelentediseño de producción, y la utilización en diversos pasajes de la cámara en manocomo referencia al caos interior del protagonista, ya tenemos una ideasuficiente de su personalidad.

A pesar de su escaso metraje, que no sobrepasa la hora ymedia, hay momentos en que la película muestraprofundos valles, que alterna con pinceladas exitosas. Gira demasiado sobresí misma, y acelera de forma extraña alfinal cuando, a pesar de sus deficiencias, consigue llegar de forma más directaal espectador. En momentos anteriores, donde se acumula un excesivo diálogoreforzado incluso con conversaciones en off, tiende al desinterés. Incluso, el tedio, como le sucede al personaje dela esposa del artista. Sufre en silencio los devaneos de su marido con Carolineaunque ella también se reconforma con amantes ocasionales.

La acción se centra fundamentalmente en la relación entreGiacometti y Lord, pero de forma más concreta entre el artista y el modelo. Porello no profundiza en un rol taninteresante como el de Diego. Tampoco lo hace como se esperaba en la relaciónentre los dos personajes centrales. Esa superficialidad conlleva a que nose desarrolle el conflicto dramático, y se llegue a una vía muerta de la queresulta difícil salir. De ahí ese finalatropellado y falto de envergadura. A cambio, queda patente la reflexión sobrela dificultad que conlleva cualquier creación artística y la sensación de dudaque acompaña al autor. En este caso, mucho más, dada la inseguridad manifiestade Alberto Giacometti.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Enero
WONDER WOMAN
ALIEN COVENANT
PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR
LA MOMIA (2017)
DUNKERQUE
DANDO LA NOTA 3
EL BAR
LIGA DE LA JUSTICIA
TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS
EL GRAN SHOWMAN
> TOP Enero <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2018
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información