Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Clash", guerra entre cuatro paredes

Jueves 1 de junio de 2017, 17:43

En verano de 2013, el ejército derrocó al nuevo presidente egipcio, representante de los Hermanos Musulmanes. A raíz de ese hecho se produjeron enfrentamientos callejeros entre los partidarios de uno y otro bando. Esta propuesta se centra en un grupo de personas detenidas que se agolpan en un furgón policial.

Hagamos un poco de historia. La caída de Hosni Mubarak después de una dictadura que se extendió durante casi tres décadas dio paso a la denominada Primavera Árabe y a la elección de Mohamed Morsi, perteneciente a los Hermanos Musulmanes, como primer Jefe de Estado elegido democráticamente. Sin embargo, el tres de julio de 2013, Abdul Fatha al-Sisi, presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas encabezó un golpe militar y suspendió la Constitución ante las protestas que se venían sucediendo en el país desde finales de junio debido al malestar económico y social. Establecido un Gobierno interino encabezado por Adli Mansur, se fijó una nueva convocatoria de elecciones al tiempo que se comenzaba a redactar una nueva Carta Magna. Esa circunstancia no evitó los enfrentamientos callejeros intermitentes entre ambas facciones que se saldaron con cientos de muertos.
Clash, guerra entre cuatro paredes


Es, precisamente, uno de esos días de alboroto en el que se centran los hechos ficticios que relata Mohamed Diab en su segundo largometraje. Se trata de una historia coral que posee el mérito de desarrollarse íntegramente dentro de un furgón policial en el que son recluidas diversas personas pertenecientes a distintos grupos políticos, con mayor representación de los Hermanos Musulmanes. Los dos primeros apresados son sendos periodistas, un reportero y un cámara de Associated Press, a los que les confiscan sus útiles y les retiran la documentación.

Poco después llegan nuevos inquilinos, jóvenes, adultos e incluso personas de la tercera edad, que habrán de soportar el cautiverio bajo un calor sofocante y una botella de plástico para hacer sus necesidades. La jornada va transcurriendo entre altercados interiores y cruentos enfrentamientos en el exterior. Familiares de alguno de los detenidos fallecen en circunstancias similares a las que ellos están sufriendo, mientras que el caos impera en la capital con la presencia de francotiradores, una policía expeditiva y manifestantes que no están de acuerdo con las soluciones políticas adoptadas.

La propuesta se enmarca dentro de esos ejercicios que nos presentan un habitáculo del que parece imposible salir si no se cuenta con ayuda exterior, y ésta no llega por desconocimiento, falta de sensibilidad o impotencia. Le sucedía a Brie Larson en La habitación y al grupo de personas atrapadas en Cube. Normalmente, este tipo de relatos se muestran próximos al gore, como en Saw, pero el mérito de Diab es apartarse de esos estereotipos y jugar en un espacio reducido para mostrarnos, en forma de microcosmos, una guerra urbana ininteligible que, a pesar de sus esfuerzos sigue produciendo la misma sensación. Aunque se pueda entender desde el punto de vista de cada una de las facciones, no se comprende como los seres humanos podemos llegar a esas situaciones.

Tiene mucho mérito que toda la puesta en escena transcurra entre las paredes del furgón policial. Por ello hay que destacar el enorme trabajo de su director de fotografía, Ahmed Gabr. Luce todavía más a partir de la gran imaginación del responsable del film, que saca un partido extraordinario a la escenografía. Tanto a las pequeñas ventanas laterales enrejadas como a los espejos retrovisores. Debemos incluir también cuando, debido al excesivo calor, los policías conmovidos acceden a la apertura de la parte trasera del vehículo para que los detenidos puedan disfrutar de una mayor ventilación.

Con esos trucos, la máxima claustrofobia que se pudiera derivar de ese escenario queda bastante diluida, ya que, de forma casi imperceptibles se ofrecen planos exteriores que, si no alivian la tensión, sirven como distensión de un agobio aplastante. Se recurre también a explosiones y luchas sin cuartel en la calle. Algunas de las secuencias remiten a la posibilidad de imágenes de archivo puesto que su recreación resulta asombrosa. Ese sería un aspecto a descubrir por el propio Diab y su equipo. El caso es que todo concuerda y conforma un buen ejercicio cinematográfico, lleno de tensión y, al mismo tiempo de imaginación y versatilidad. Su aceptación en Cannes, la elección del film para representar a Egipto en los Oscar y los galardones a la dirección y a la fotografía en la SEMINCI están justificados.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Junio
NORMAN: EL HOMBRE QUE LO CONSEGUIA TODO
PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR
CINCUENTA SOMBRAS MAS OSCURAS
LA MOMIA (2017)
NUR Y EL TEMPLO DEL DRAGON
LA CARA OCULTA DE LA LUNA
LA PROMESA (2016)
DEJAME SALIR
CLASH: CHOQUE
CINEBASURA: LA PELI
> TOP Junio <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información